Tipos de canchas de pádel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tabla de contenidos

En el pádel existen muchos factores que pueden afectar al juego, uno de los principales, es el tipo de cancha de pádel.

Existen distintos tipos de material para construirlas, y cada superficie aporta una característica distinta respecto a la velocidad y bote de la pelota.

En Backspin somos expertos en la construcción de canchas de Pádel, a continuación, te mostramos los distintos tipos:

 Cancha de pádel con pasto sintético

Las canchas de pasto sintético son de las más populares y comunes entre las canchas de pádel por sus características.

  • Uno de los principales beneficios de jugar en estas canchas es que tienen más amortiguación, que es la capacidad de la superficie de absorber el impacto, esto hace que la cancha sea mejor a la hora de cuidar tus músculos y articulaciones.
  • También, en pasto sintético tiene las zapatillas se adhieren mucho más a la superficie, evitando que te resbales y caigas mientras juegas.
  • Estas canchas también son muy amigables para los principiantes, ya que el tener mayor amortiguación genera un ritmo de juego más lento que en otros tipos de cancha.
  • Este césped esta hecho actualmente de polietileno o polipropileno. Ambos materiales remplazaron al nylon como material para pasto sintético, ya que era muy duro y abrasivo, por lo que al caer era fácil herirse. Hoy, en una cacha de pasto sintético las caídas son más suaves.
  • Las canchas de pasto sintético tienen alta durabilidad si se tratan con cuidado y su mantenimiento, si bien debe ser periódica, es sencilla.

Canchas de pádel de cemento

El juego de pádel en este tipo de cancha se vuelve mucho más dinámico y rápido, ya que esta superficie permite que la bola tome mucha más aceleración y velocidad al rebotar.

En este sentido, las canchas de cemento no son las ideales para los principiantes, no solo porque el juego tiene un ritmo y un desgaste más alto que en otras canchas, sino también los riesgos de lesión son más altos, por el impacto que el cemento puede hacer en las articulaciones.

Cancha de pádel hormigón poroso

Este tipo de canchas es ideal en climas donde predominen los días lluviosos, húmedos o nublados. Este material, a diferencia del hormigón común, no está mezclado con arena, lo que resulta una superficie porosa que drena el agua con facilidad, lo que evita resbalones en caso de que el piso este húmedo o mojado.

Esta cancha también es apta para principiantes, ya que el rebote de la pelota es algo lento, lo que simplifica el dominio de las jugadas